Cuidado Piel
29/07/2020

Cuidados para la piel a partir de los 40

Por ByAlejandrA

Con el paso de los años, una de las partes de nuestro cuerpo que se ve más perjudicada es la piel, ya que además del propio paso del tiempo, influyen negativamente sobre ella otros factores: una disminución de la producción de colágeno y elastina, el estrés, una dieta inestable, malos hábitos, etc.

Es por ello que debemos empezar a llevar a cabo una serie de actividades diarias para fortalecer nuestra piel y mantenerla bonita. Esto deberíamos hacerlo siempre, a pesar de nuestra edad, pero se convierte en una actividad de suma importancia una vez cumplimos los 40, ya que es cuando más se empiezan a notar los estragos de la edad.

Es por eso que quiero daros una serie de consejos y rutinas para conseguir una piel firme, hidratada y luminosa, como veréis a continuación.

Cuidados de la piel, Ingredientes beneficiosos

Antes de comenzar con los consejos y tratamientos que podemos realizar para mantener una piel sana y joven, es importante conocer los ingredientes de los productos que se utilizan y saber qué beneficios nos da cada uno. Para identificarlos con mayor facilidad, he decidido dividirlos en tres grupos:

Compuestos químicos:

  • Ácido glicólico: se trata de un activo despigmentante, es decir, que aclara las manchas de la piel.
  • Ácido hialurónico: es una sustancia natural de nuestro organismo que mantiene la hidratación de la piel.
  • Ácido Kójico: otro activo despigmentante.
  • Alfahidroxiácidos: ácido orgánico que estimula la producción natural de colágeno y elastina.
  • Coenzima Q10: disminuye la profundidad de las arrugas e incita la acción de las células.
  • Isoflavonas: son hormonas vegetales que impiden la pérdida de colágeno, además estimulan la regeneración celular.
  • Péptidos: moléculas que estimulan el colágeno.

Vitaminas:

  • Vitamina A: el compuesto más utilizado en cosmética es el retinol, se trata de un antioxidante beneficioso contra las arrugas y las manchas de la piel.
  • Vitamina B5: afina la piel, debido a que la hidrata en profundidad.
  • Vitamina B12: unifica el tono de la piel ya que hace que las manchas vayan desapareciendo.
  • Vitamina C: ilumina la piel y la fortalece.
  • Vitamina D: es un antioxidante.
  • Vitamina E: ralentiza el envejecimiento celular.
  • Vitamina K: ataca a las bolsas y ojeras, además termina con el enrojecimiento de la piel.

Plantas:

  • Aceite de onagra: se consigue de las semillas de las hierbas del género onagra, las cuales contienen ácido linoléico y g-linoléico, que consiguen una hidratación profunda y previenen las arrugas.
  • Aloe vera: nutre la piel y ayuda a cicatrizar.
  • Citrus: descongestiona y protege la piel.
  • Gingko biloba: renueva fitonutrientes.
  • Ginseng: renueva fitonutrientes.
  • Lavanda: renueva fitonutrientes.
  • Manzanilla: para pieles sensibles.
  • Romero: renueva fitonutrientes.

Rutina diaria

Es muy importante, y no solo a partir de los cuarenta, llevar una rutina diaria de cuidado de la piel, sobre todo en el rostro. Consta de una serie de actividades muy sencillas, pero muy beneficiosas para mantener tu piel joven y fresca y evitar los efectos del paso del tiempo.

Lo básico es realizar una limpieza diaria en profundidad, no es suficiente con lavarse la cara, si no que es aconsejable utilizar algún tipo de crema limpiadora. Os aconsejo usar, para extenderla, una gasa mojada en agua caliente, lo que conseguirá abrir los poros para una limpieza aún más profunda.

Otra recomendación a tener en cuenta es el uso constante de protector solar, en cualquier época del año, aun cuando no haya sol, ya que este nos protegerá de los rayos UVA y UVB. Además, debemos mantener la piel constantemente hidratada.

En cuanto a tratamientos más específicos, es aconsejable el uso de un contorno de ojos que mantenga hidratada la zona, crema de cuidado antiedad con péptidos y un sérum con ácido hialurónico y vitamina C.

Una o dos veces por semana es recomendable realizar una exfoliación para acabar con las impurezas. Esta puede hacerse fácilmente en casa, ya sea con productos comprados o incluso preparando un exfoliante natural con ingredientes caseros.

Y no debemos olvidarnos del cuello, ya que es un tipo de piel que también sufre con el paso de los años y que muchas veces nos olvidamos de cuidar. Si usamos los mismos tratamientos que he citado con anterioridad, conseguiremos mantener una piel bonita y evitar que se suelte.

Otros tratamientos

Además de estos procedimientos habituales, es aconsejable que cada cierto tiempo se lleve a cabo otra serie de tratamientos más específicos contra el descuido de la piel.

Realizar ejercicios de yoga facial ayuda a reforzar la tez y es beneficioso para prevenir las arrugas.

En cuanto a tratamientos estéticos, es conveniente realizar, un par de veces al año, un peeling, para así renovar las capas de la piel del rostro y acabar con las imperfecciones. También puedes efectuar, una o dos veces al año, una exfoliación hecha por profesionales estéticos.

Si quieres inyectarte bótox, pero no deseas sucumbir a las agujas, en la actualidad existen geles de bótox que realizan las mismas funciones.

Un último consejo, y este no se trata de un tratamiento como tal, sino que es conveniente, con el paso de los años, utilizar menos maquillaje, para permitir que la piel respire y mantenerla limpia. Pero, si quieres seguir usando algún tipo de producto, te aconsejo seleccionar una base natural hidratante.