buscar aquí…
0
TOP
Belleza Trucos

Piernas cansadas: remedios naturales

Piernas cansadas

¿Has notado alguna vez una gran pesadez en las piernas o cierto ardor en la zona de las rodillas? Sobre todo nos pasa en aquellos momentos de gran ajetreo, que estamos de un lado para otro sin apenas parar y es cuando nuestro cuerpo busca la manera de decirnos basta.

Hoy quiero mostraros una serie de ejercicios y consejillos que podéis tener en cuenta para evitar la molesta sensación de las piernas cansadas, ¿conocíais ya alguno de ellos?

¿Qué significa la sensación de piernas cansadas?

Esta molesta sensación se caracteriza por un incómodo hormigueo en las piernas, pesadez y tobillos y canillas hinchadas.

Este problema viene derivado del mal funcionamiento de las válvulas encargadas de que la sangre avance hacia el corazón por las venas y no vuelva, todo ello producido por varias razones: la edad, las hormonas, una elevada exposición al calor, el sedentarismo o por pasar demasiado tiempo de pie.

Pero no te preocupes si tú también sufres esta dolencia, existen diversas formas de contrarrestarla, además de diferentes maneras de evitar que aparezca. Te cuento todos los trucos a continuación.

Piernas cansadas

Lo tienes en Amazon.es por 16,99€

Técnicas para evitar esta molestia

Como os comentaba hace unos días, el deporte es un gran aliado para la belleza, pero más todavía para la salud, y en este caso no iba a ser menos. Una de las mejores formas de evitar que aparezca la sensación de piernas cansadas es practicando ejercicio de manera habitual, se recomienda una media de 30 minutos al día.

Además, si por causa de tu trabajo o estudios tienes que estar muchas horas sentad@, es conveniente que te levantes de vez en cuando y que procures realizar sencillos ejercicios de flexión con los tobillos. Por otro lado, es importante procurar no cruzar las piernas.

Otro tipo de acciones muy sencillas que puedes realizar son:

  • Mientras te encuentres tumbado, ya sea en una cama o en un sofá, es aconsejable colocar un cojín debajo de las rodillas, para mantenerlas un poco elevadas y facilitar la circulación.
  • Otra forma de mejorar el flujo sanguíneo es darse un agua con agua fría una vez hayamos acabado de ducharnos. Además, es recomendable evitar las duchas muy calientes, así como las saunas. Tampoco es conveniente poner las piernas al sol o al calor por períodos de tiempo muy largos.
  • Lo debemos hacer en nuestro día a día, pero quiero hacer ímpetu en esta sencilla acción, que muchas veces obviamos, y que tan bien nos hace: ¡hidrátate a menudo!

La moda también puede afectar directamente en este problema y es que esta sensación puede aparecer si usamos a menudo tacones, ya sea muy bajos o muy altos, así como ropa muy apretada. Intenta evitar estas prendas en la medida de lo posible.

Y, por último, una medida indispensable para tu salud en general, procura evitar el consumo de alcohol y de tabaco, así como de alimentos que empeoran la circulación sanguínea.

piernas mujer

¿Qué plantas nos pueden ayudar a evitar esta molesta sensación?

  • Cápsulas de ginko biloba: también se puede tomar en infusión o bien masajear las piernas con gel de esta planta. Con ello conseguiremos mejorar la circulación y así reducir la sensación de piernas cansadas.
  • Cápsulas de hamamelis: cumplan una doble función, protegen los capilares y vasos sanguíneos y mejoran el retorno venoso. Además, se pueden realizar friegas con la propia planta, ya que tiene propiedades astringentes.
  • Cápsulas de hojas de vid roja: impulsan un buen flujo sanguíneo y reduce la molestia.
  • Infusión de cola de caballo y diente de león: un total de tres al día pueden ayudarte a drenar líquidos y evitar su retención.

Además, es aconsejable comer frutas frescas, vegetales crudos, y alimentos ricos en vitamina E.

Ejercicios concretos con los que evitar las piernas cansadas

Como comentaba anteriormente, es importante, tanto para evitar la sensación de piernas cansadas, así como para aliviarla, la práctica constante de deporte. Es por eso que quiero mostraros unos sencillos ejercicios que os ayudarán a completar vuestra rutina y calmar los efectos de esta molestia.

  • Realizar diez giros hacia dentro y diez hacia afuera con cada uno de los pies, de manera que se encuentren elevados, sin tocar el suelo.
  • Efectuar sencillos estiramientos con cada uno de los pies. Diez repeticiones de la siguiente serie: cinco segundos con el empeine y dedos estirados, cinco segundos con el empeine estirado y los dedos hacia arriba, y cinco segundos con el pie en posición de flexión plantar.
  • Colocar una toalla en el suelo y, con una botella de plástico con agua helada, realizar rodamientos con la planta del pie.
  • Tumbarse en el suelo y colocar una toalla enrollada detrás de las rodillas, con el fin de hacerla girar utilizando las caderas. Ideal para estimular la circulación de la zona de los gemelos y los muslos.

De todos modos, como siempre os digo cuando escribo un artículo acerca de diferentes tratamientos para determinadas dolencias, lo conveniente es que acudáis a un especialista, él o ella mejor que nadie os sabrá decir qué os viene mejor para tratar vuestro problema.

Aún así, los ejercicios que os he comentado nunca vienen mal, animaos a probarlos.

Blog de Moda y Belleza – ByAlejandrA.es 🧡
TAGS:

Alejandra P. Vázquez

🖍️ Blogger en sus tiempos libres, amante de la moda y la belleza. Descubre la mejor versión de ti misma. Blog de Moda I Blog de Belleza.

«

»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: